Crónica de la Cabalgata de Rivas-Vaciamadrid 2018

Crónica de la Cabalgata de Rivas-Vaciamadrid 2018

Se levantó el día amenazando con lluvia. ¡Parece que no lloverá! hay un 70% de probabilidades de que no llueva en la Cabalgata, se comentaba en Whatsapp. La lluvia no iba a echar por tierra toda la ilusión invertida en la Cabalgata de este año, así que nos envolvimos entre capas y capas de ropa y nos dirigimos rumbo a Rivas-Vaciamadrid.

Alli nos esperaba Belén, nuestra hada madrina, que nos recogió en el coche del ayuntamiento. Ibamos realizar nuestra última visita a las AMPAs antes del gran evento. Belén conduciendo, Carmen de copilota con el plano de los colegios de Rivas, Marta con el listado de carrozas y Joan con el móvil viendo las propuestas enviadas a las AMPAs. Éramos un gran equipo, Equipo Efímeras.

Entre nosotras había una gran expectación, anteriormente habiamos realizado otras visitas de seguimiento pero solo habiamos visto alguno los paneles que iban a ser colocados el los camiones, no mucho más. Llegamos a la primera carroza, la madriguera del conejo, nuestras sorpresa: ¡Estaba genial!. Allí estaban las madres y padres entre las niñas y niños cerrando los últimos detalles. Nos explicaban que habían tenido algún problema que otro, que andaban agobiados con la lluvia pero el esfuerzo colectivo de los últimos meses se cristalizó en una maravillosa carroza de tonos tierra. Libros con capítulos de Alicia en el país de las maravillas colgados entre hojas de color dorado, globos azules y una Alicia tragada por una madriguera coronaba la parte trasera. No había más tiempo teníamos que ir a ver la siguiente…

Llegamos al colegio ‘El Dulce Chacón’ ¡su propuesta también estaba genial!. Cientos de flores de colores hechas en papel seda con fondo verde lleno de hojas hechas a mano y una gran flor realizada de vasos de plástico, era su propuesta para ‘el bosque de las flores’. Al igual que el colegio anterior, estaban muy preocupadas por la amenazante lluvia, tocábamos madera para que no llegara.

La siguiente carroza era la del colegio ‘Las Cigüeñas’. ¡Han trabajado un montón! fue nuestro comentario. Una carroza de colores morados y rosas, con gran gato y cientos de sonrisas amarillas estaba aparcada fuera del colegio. Aún seguían con los últimos detalles pero si lo hubiesen hecho todo más grande les hubiese lucido más, fue nuestro único comentario. Ya sabéis, esto es siempre prueba y error.

En el camino del colegio ‘La Luna’, pudimos ver la carroza del colegio ‘Hipatia’, ¡Tiene buena pinta! se escuchó en el coche. Llegamos a nuestro destino, la carroza de ‘El Jardín de las Rosas’. ¡Ala, como mola! fue nuestro comentario. Una carroza amarilla, con montones de rosas era lo que el AMPA del colegio ‘La Luna’ habían construido durante estos día. Nos comentaron, “Como veíamos que iba a llover, hicimos las flores con tetrabrik ¡no veas como nos ha costado reunirlos todos!”. ¡Qué buena idea! pensamos, la próxima cabalgata año trataremos de incluir como objetivo el uso de materiales reciclados…

Terminamos nuestra ronda, no habíamos visto todas, pero si que nos hacíamos una idea general y es que iba a ser la mejor cabalgata de Rivas-Vaciamadrid. Todo a partir de un proceso participativo, en el entre todas las AMPAS y Equipo Efímeras, donde había creado la Cabalgata que habíamos soñado. Comimos tranquilamente, las expectativas estaban altas pero el gran problema que nos preocupaba era el tiempo.

LLegaron las 17.00h, había que marchar a la Auditorio Miguel Ríos. Todas las carrozas se iban a colocar para empezar la Cabalgata de Reyes de Rivas-Vaciamadrid. Pero ¿Dónde está Angie? nuestra otra integrante de Equipo Efímeras, ¡no había llegado!. Bueno, la esperaremos arriba… Faltaba última la prueba, ver si todas las carrozas un formaban conjunto. A la entrada del auditorio se acumulaban multitudes de camiones para entrar, la expectación era grande. Y ¡prueba conseguida, toda la Cabalgata era genial! recorrimos de arriba a abajo todas las carrozas, cientos de padres, madres, niños y niñas se preparaban con unos disfraces magníficos. Entonces llego Angie, lo celebramos, lo disfrutamos y hasta alguna lágrima de felicidad cayó. Todos y todas entusiasmados por recibir a los reyes de oriente, habíamos hecho un gran trabajo, la creatividad colectiva había funcionado.

Nos disponíamos a documentarlo todo, pero de repente empezó a llover, ¡Nooooo!… Nuestro peores presagios cumplido, había que tirar para adelante. Toda la ilusión y el trabajo no la iba a empañar unas gotas de agua, así que la Cabalgata de Rivas partió. La gente se agolpaba alrededor de la cabalgata, una lluvia de caramelos compensó a la real, una niña explicaba a su madre el cuento de Alicia con cada carroza que pasaba y todo el público con los ojos como platos disfrutaron de este momento mágico.

Acabamos la jornada cansadas pero con la satisfacción de haber disfrutado de todo el proceso y una sonrisa de lo bonito que había quedado. El próximo año, más…

 

 

 

Os dejamos el video resumen de la Cabalgata de Rivas 2018